Pg. 387-388

 

*

Mientras los escaladores bajaban de la gran roca, había estado meditando la situación y les dije a mis amigos:

–Creo que vosotros también debéis apartaros prudentemente, si una sola persona puede perturbar la frecuencia del lugar, estando tres todavía se alterará con más facilidad.

Los dos amigos asintieron con la cabeza y se retiraron del cruce y de las dos corrientes para que su energía no llegara a través de ellas al lugar de la posible puerta dimensional. Se mantuvieron fuera de las corrientes pero lo más cerca posible, no querían perder detalle de lo que pudiera pasar.

Me senté en posición de loto y fui relajándome profundamente, cuando ya no sentía el cuerpo y con la mente aquietada, lancé una plegaria interior.

–Maestros y guías que estáis presentes, si tenéis permiso, manifestaros.

 

Pasaron unos minutos y nada ocurría cuando, de pronto, vi una tenue luz que iba aumentando progresivamente, haciéndose cada vez más resplandeciente y dejando entrever una imagen: la imagen del caballero templario de mis sueños.

Me emocioné, unas lágrimas brotaron de mis ojos y di gracias a Dios por concederme el privilegio de este esperado momento.

La imagen con un rostro sonriente me dio la bienvenida:

“Deseaba tanto como tú que llegara este momento, sabía que podía fallar, no por ti que estás bien preparado para recibir el mensaje, has trabajado duro y estamos muy orgullosos de ti –y adivinando mis pensamientos de nuevo, añadió –. Digo estamos porque, hoy aquí, somos muchos los presentes aunque tú, de momento, solo me veas a mí”.

Esperó prudentemente unos segundos para que pudiera asimilar sus palabras, y prosiguió:

“Quiero que sepas que la sexta entrega no estaba en su lugar, porque, de los seis caballeros que me ayudaron en esta misión, hubo uno que me traicionó y le entregó el mensaje a nuestro principal enemigo, Nogaret, para salvar su vida y a cambio de dinero y poder. No tuvo un final muy feliz, Nogaret, cuando tuvo el mensaje en su poder, le sacó toda la información que pudo y finalmente lo mató”.

La explicación que me daba el caballero sobre el traidor me era conocida y me hacía pensar que el caballero podía ser uno de los seis templarios que defendimos la gran decisión.

Casi sin atreverme, le confirmé lo que decía.

–Así es. Pude verlo en el lugar donde había sido enterrada la sexta entrega.

Una sutil sonrisa se dibujó en su rostro y siguió con sus palabras:

“El sexto mensaje tenía unas enseñanzas muy especiales y concretas sobre el gran conocimiento templario, sobre el ser humano y sobre Jesús y su descendencia. Aparte del considerable tesoro, te explicaba cómo llegar hasta aquí, como prepararte y lo que tenías que hacer para poder abrir esta puerta dimensional.

”No te preocupes, seguramente no será esta la última puerta dimensional que abrirás en tu vida y, en su momento, te llegará la información necesaria de cómo trabajar con las puertas dimensionales, así como las preciosas enseñanzas de la sexta entrega. De momento no estás preparado, pero no creo que tardes mucho en recibirlas.

”Nogaret ha estado aquí muchas veces intentando abrir esta puerta de conocimiento. Él es un ser muy trabajador, pero su densidad le cierra las puertas y esto es algo que él no está dispuesto a cambiar. Las puertas están protegidas, ningún ser que no tenga el nivel de amor y pureza suficiente podrá tener acceso a su conocimiento espiritual.

”Esta puerta se ha abierto a ti a través de mí. Lo más importante es que has llegado hasta aquí por ti solo, eso quiere decir que estás en sintonía con el Universo, que él te guía y tú le escuchas.

”Lo que hoy vas a recibir va más allá de un conocimiento verbal y visual, recibirás también la bendición de los maestros de la luz. Si tú no te apartas del camino, esta bendición de amor, compuesta de energía vibración y luz, te guiará siempre”.

Mi corazón latía intensamente, casi que no me cabía en el pecho.

“En tu sueño consciente, cuando hablamos por primera vez, te dije que un día te diría quien era yo y ha llegado el momento.

¡Yo soy tú mismo en otra vida pasada!”

Novela autobiográfica.
462 páginas.
ISBN: 978-84-614-8278-8
This website uses own and third party cookies. By continuing navigation, we understand that it accepts our cookie policy. More information in cookies policy. aceptar